Maya Gabeira: Amazona indomable del océano

El relojero de lujo suizo TAG Heuer quedó prendado del ímpetu, valor y talento excepcional de la deportista brasileña, con quien mantiene una estrecha relación desde 2017. Como si se tratase de una guerrera indómita su fuerza y ​​habilidades únicas la han hecho merecedora del título de Guinness World Record por surfear la ola más grande del mundo, ganó seis veces el WSL Big Wave Awards y fue galardonada por ESPY. Tuvimos el placer de conversar con Maya desde Las Maldivas, en este paradisíaco lugar nos reveló cómo ha sido labrarse un nombre en un deporte dominado por hombres.

Fotografías: Carlos Serrão, Brian Bielmann, Luiza Campos y Ricky Nomad

La historia de la surfista brasileña Maya Gabeira es apasionante, estuvo a punto de morir en las olas inmensas de Nazaré, en Portugal, y justo allí el pasado, 1 de octubre de 2018 fue premiada por surfear un muro de agua de 20,7 metros de alto, oficialmente la ola más grande del mundo, justo en el mismo lugar donde casi pierde la vida.

Amiga de la marca desde 2017, Maya Gabeira es la encarnación perfecta del famoso lema de TAG Heuer «Don’t Crack Under Pressure» al personificar los valores de perseverancia, fuerza y ​​enfoque, demostrando un compromiso inquebrantable con la excelencia. En honor a su fuerza y ​​habilidad únicas, la atleta fue invitada a ser parte de la campaña de comunicación global para la colección Aquaracer. Maya es la primera brasileña en ser el rostro de una iniciativa de marca internacional y demostró ser pionera en muchos sentidos: entró en el libro de récords de la ola más grande jamás surfeada por una mujer, fue seis veces ganadora de los WSL Big Wave Awards, ganadora de ESPY Premios.

¿Era para ti un reto lograr este mérito en el lugar donde prácticamente renaciste como un ave fénix?

Sí, fue muy desafiante. Me mantuvo concentrada y comprometida con esa misión de vida. Nunca me la tomé a la ligera. Supe los graves peligros que implicaba, por mi propia experiencia y eso me hizo mucho más consciente del surf en Nazaré.

El surf es un deporte dominado por hombres, en una entrevista al The New York Times comentaste que “hay gente a la que no le gusta la idea de que haya mujeres surfeando las olas más grandes”. ¿Ha sido complicado hacerte un nombre en un mundo tan competitivo?

No se debe a lo competitivo, sino a un entorno dominado por los hombres. Ese fue el desafío que tuve en muchas ocasiones. Con el pasar de los años encontré mi plataforma dentro del surf, y la amplié para darle cabida a las mujeres.

Cómo nació esa pasión, tengo entendido que de niña amabas el ballet y el tap ¿este deporte es una forma de expresión para ti?

Sí, veo similitudes entre ellos. Ambos son una forma de arte, exigencia, equilibrio, gracia y trabajo con los pies. Me apasioné por el surf a los 14 años de edad en Río de Janeiro. En esa época estaba influenciada por un novio y todos nuestros amigos de la escuela.

Has vivido en Hawái, Nazaré, Australia, Los Ángeles y Río de Janeiro ¿Qué has aprendido en estos lugares tan diversos?

Sí, llevo un poco de cada lugar en el que he vivido. He aprendido mucho sobre respetar las diferencias y buscar lo positivo en las personas.

En esta era donde la búsqueda de inclusión de un mundo más diverso predomina ¿crees que la mentalidad de las organizaciones de surf mundiales serán más equitativas con las mujeres?

Sí, los tiempos han cambiado y no creo que ninguna organización pueda permitirse vivir de otra manera que a través de la inclusión.

¿Cómo defines tu relación con TAG Heuer?¿Qué rasgo de tu personalidad se refleja en el modelo Aquaracer?

Siempre he mirado a Ayrton Senna como un gran ídolo, por lo que verme en las tiendas junto a su imagen es bastante surreal. Además de eso, puedo usar mis relojes favoritos todos los días dentro y fuera del agua. Una de las tres características que más me asemejan al Aquaracer es vivir en el agua, ser resistente, cómoda y elegante.

Tu conexión con la naturaleza es innegable ¿cómo ha sido tu relación con la ONG Oceana dedicada a proteger los océanos del mundo? ¿crees que tu generación está más consciente del cuidado a la biodiversidad?

Espero lo seamos. Ojalá estuviera más involucrada y activa, a veces los atletas nos metemos en una burbuja, el entrenamiento y el rendimiento toman todo nuestro tiempo. Me gusta estar informada acerca de los problemas del océano y ayudar tanto como pueda con mi voz. Tenemos que serlo si queremos disfrutar de los beneficios de un océano saludable en nuestra vida. Ha llegado el momento de cambiar, si queremos seguir conviviendo con la naturaleza en este planeta.

ESCRIBE UN COMENTARIO