Mikimoto y el inefable placer por las perlas cultivadas

Mikimoto ha sido líder en el mundo de las perlas cultivadas durante más de 120 años. Motivo más que suficiente para develar el secreto detrás de esta prestigiosa firma

 

Hoy nos adentramos en la historia de Mikimoto y el inefable placer por las perlas cultivadas. En 1893, Kokichi Mikimoto emprendió una búsqueda de belleza y perfección, al establecer su firma homónima  de exquisitas perlas cultivadas. La impresionante hazaña de cultivar algo tan perfecto le valió el título de «Rey de las Perlas». Mikimoto y sus creaciones se destacaron en todo el mundo, dejando huella en algunas de las ciudades más importantes como Nueva York, Londres, París y, por supuesto, Tokio.

Las perlas de Mikimoto obtuvieron grandes elogios no solo de los amantes de la joyería, sino también de figuras históricas como el gran inventor estadounidense, Thomas Edison, a quien Kokichi Mikimoto conoció en 1927.  Marilyn Monroe fue una gran fanática de sus piezas, y a menudo presumía de un clásico collar de perlas que le regaló su esposo, Joe DiMaggio. Tal reconocimiento y validación allanó el camino de este icono japonés, que ahora goza de una reputación estelar en la industria  de la alta joyería.

 

Desde el principio, el sueño de toda la vida de Kokichi Mikimoto fue «adornar los cuellos de todas las mujeres con perlas». Quizás se podría decir que poseer una pieza de joyería de Mikimoto es un rito de iniciación, donde cada perla  testifica del intrincado proceso artesanal detrás de cada colección.

Oda a lo femenino

Hoy por hoy, el objetivo de Mikimoto va más allá de adornar los cuellos de las mujeres con joyas. Las alienta a aceptar su singularidad. Al compararlas con perlas, establece un diálogo profundo, donde la féminas aceptan su autenticidad.

 

 

Un hallazgo inigualable

Bajo ese lema la firma lanzó en 2019,  la campaña #FINDYOURPEARL, acompañada de la colección «Jeux de Rubans». Esta  fue inspirada en cintas decorativas y lujosas, que recuerdan la elegancia, belleza y gracia inherentes a las mujeres. Las cintas han llegado a simbolizar muchas cosas. Principalmente, son un elemento decorativo que sirve para atar o unir algo, y al mismo tiempo, se ha utilizado como un símbolo que muestra el apoyo a una causa particular, dependiendo del color utilizado. Para la colección Jeux de Rubans, los diseñadores transformaron la cinta en un diseño lujoso y atemporal.

Perlas con un twist inesperado

Mikimoto ha querido reinventarse con una colaboración un tanto inesperada junto con COMME des GARÇONS, la casa de moda japonesa fundada por Rei Kawakubo, conocida por sus diseños de vanguardia, unió visiones para depurar el lenguaje enfocado a las almas minimalistas.

 

 

 

Esta colección cápsula, diseñada por Kawakubo, tiene como objetivo romper las barreras de género a menudo asociadas con las joyas de perlas y llegar a un público más amplio. «La imagen de las perlas se superpone en algunos lugares con la imagen de COMME des GARÇONS», revela Kawakubo en un comunicado de prensa. La gama unisex se compone de siete collares que presentan perlas impecables del Mar del Sur o Akoya, yuxtapuestas con herrajes de plata esterlina en cadenas pesadas o el logotipo CDG difícil de perder, lo que le da al producto terminado un aspecto masculino con un atractivo urbano indudable.

 

Tras la colaboración de COMME des GARÇONS, la firma lanzó recientemente su primera fragancia, Mikimoto Eau de Parfum, un aroma unisex inspirado en el hermoso, natural y cultural patrimonio de Japón, así como en los frondosos bosques y la majestuosa presencia del mar donde vienen las perlas.

En el exterior, la botella Mikimoto Eau de Parfum es una expresión minimalista de la identidad de la marca: una perla brillante dentro de su concha. El diseño refleja el color exquisito de la gema, así como las formas puras de un orbe dentro de un cuadrado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ESCRIBE UN COMENTARIO