Mariana Rosales revive la esperanza con leggins y chaquetas ecológicas

La marca venezolana impacta con Esperanza, su nueva línea de leggins y chaquetas elaborada con botellas PET recicladas y manufacturada causando un menor impacto en el ambiente. Las piezas se adaptan a todas las figuras y tallas

El último informe de Naciones Unidas revela que 13 millones de toneladas de plástico llegan cada año a los océanos. Gran cantidad de ese plástico que flota en las aguas es el denominado PET (tereftalato de polietileno), usado comúnmente en las botellas de refrescos y agua. Mariana Rosales recicla y utiliza ese material como materia prima para sus Ekoleggins, con tela compuesta por 87% Eko Poliéster y 13% licra Dupont.

Rosales debutó con una colección en 2019, desarrollando una propuesta innovadora con conciencia social y ecológica. Este 2020 viene recargada de Esperanza, tal y como ha llamado su más reciente lanzamiento. La línea que presentó el día miércoles 2 de septiembre vía Zoom la compone 20 diseños de Ekoleggins versátiles.

Animal print, comics, flores, tipografías, hojas silvestres doradas, corazones y hasta la Mujer Maravilla son algunos de los estampados que lucen estos pantalones disponibles en talla única, porque se adaptan a todas las siluetas y tallas, y tienen la particularidad que destacan la figura. “Nadie se ve mal con nuestros Ekoleggins. Le quedan igual de bien a una mujer XS o una XL, sin que el sublimado se deforme”, dice.

En la colección también destacan los estampados de camuflaje colorido, para usos más deportivos, y el modelo Tributo, denominado así por su diseño que evoca las obras maestras del cinetismo venezolano.

Todas estas piezas están concebidas para la mujer moderna que quiere estar impecable, son de tejido quick dry, que garantiza frescura inmediata aún en actividades deportivas intensas, y con protección solar UPF+50. Los pantalones son de talle alto y cuentan con costuras reforzadas.

La línea Esperanza cuenta con una chaqueta sport. Al igual que los pantalones se adapta a todas las formas femeninas y ha sido elaborada con el mismo material reciclado. Vienen en colores sólidos: blanco, negro, azul rey, turquesa, gris, vino tinto y rojo; con cierres que juegan con el contraste de la pieza.

Compromiso social MR con el planeta

El motor detrás de la marca es una mujer empresaria con un genuino compromiso social y de protección al medio ambiente.

La recolección de las botellas la realizan familias de escasos recursos y se calcula que cada leggin se confecciona con 7 envases PET. Cerca de 30 días toma convertir el plástico en textil, un proceso que implica ahorro energético y bajas emisiones de CO2. El resultado de este complejo procesamiento de alta tecnología es una tela con certificación fabril de calidad. El diseño y concepto creativo tiene sello venezolano y la manufactura se realiza en textileras de primera línea en Colombia, que también hacen tejidos para reconocidas marcas deportivas.

Conoce más de su propuesta en @mrmarianarosales.

ESCRIBE UN COMENTARIO