Luminosidad celestial en el arte de Fabergé

 

 

Fabergé se inspira en el cosmos para su nueva colección cápsula ¨Hilal Crescent¨,la cual  incluye un colgante, aretes y un anillo a juego. La colección  debe su nombre al término árabe  «luna creciente», un guiño a la espiritualidad y el simbolismo, el diseño hecho a mano en oro amarillo de 18k presenta una luna creciente y una estrella, con un encanto etéreo arraigado en la fe y la cultura.

Según Fabergé, la luna creciente sigue siendo prominente en la iconografía islámica, como fuente de orientación espiritual y simboliza todo, desde la esperanza y el paso del tiempo, hasta la fertilidad, el nacimiento y la feminidad.

La línea cápsula presenta una línea de pavé de en diamantes con una brillante estrella esmeralda enclavada en la luna. La pequeña estrella de oro está montada con una esmeralda zambiana de Gemfields, que se obtiene de manera responsable de la mina Kagem en Zambia.

 

Las piezas de Hilal forman parte del hilo narrativo de Crescent de Fabergé, y está basada en la historia de un misterioso ex oficial del servicio secreto francés, Charles Antoine Roger Luzarche d’Azay, quien dio su colección de 18 exquisitas pitilleras Fabergé al Museo de Artes Decorativas de París.

Años más tarde, los amigos de M. Luzarche d’Azay explicaron que Charles había estado desesperadamente enamorado de la glamorosa aristócrata francesa, la princesa Cécile Murat, que ya estaba casada. Se dice que Fabergé tomó como referencia  los símbolos enigmáticos que decoran las cajas, incluidas las lunas crecientes y un mapa dorado del Nilo con gemas de colores que marcan las ciudades a lo largo de su curso.

La línea Hilal Crescent estará disponible a partir del 30 de julio de 2020 en las boutiques de la marca en Harrods London y The Dubai Mall y en línea en faberge.com

ESCRIBE UN COMENTARIO