Cindy Chao: El aleteo de una mariposa

La diseñadora taiwanesa ha sido una de las precursoras en el uso del titanio en la fabricación de piezas de alta joyería. Sus creaciones presentan motivos inspirados en la naturaleza, que a menudo combinan influencias orientales con técnicas de fabricación de joyas occidentales del Viejo Mundo. Las joyas de Cindy han deslumbrado las alfombras rojas de la Met Gala y los Oscar con su innegable estética asiática. Desde sus talleres ubicados Ginebra y Lyon celebra 15 años de éxitos en una industria que reconoce el ingenio femenino.

Por: Jennifer Albornoz Figueras @jenn_albornoz Fotografías: Cortesía de la marca

Sus creaciones han deslumbrado las alfombras rojas de la Met Gala y los Oscar con su innegable estética asiática. Actrices como Julia Roberts, Sarah Jessica Parker y Amy Adams sucumbieron ante los intrincados diseños de la artista. Las piezas de alta joyería de la diseñadora taiwanesa han sido parte de innumerables exhibiciones, una de las más recientes tuvo lugar en el Musée des Arts Décoratifs de París, allí el broche “Mariposa Rubí” fue incorporado a su exclusiva colección de joyería moderna.

Según la oriunda de Taipei sus primeros años fueron complejos. Logró mantener a flote su firma Cindy Chao The Art Jewel con sacrificio y constancia. El logro es aún más impresionante si se considera que ella era una forastera en la industria de la joyería y las gemas, no tenía contactos entre coleccionistas adinerados y se autofinanciaba por completo. Ahora, en su decimoquinto año de actividad comercial se ha convertido en una de las artistas de alta joyería más importantes del siglo XXI. Las joyas de Chao han sido exhibidas en subastas internacionales, en museos de clase mundial y en las colecciones de algunos de los inversores de joyería más importantes del mundo.

Crisálida inicial

Cindy Chao cuenta que su infancia estuvo rodeada de naturaleza y creatividad. La mayor parte de sus días creció bajo la tutela de sus dos maestros: su abuelo Hsieh Tzu Nan, un destacado arquitecto cuyas obras son consideradas monumentos históricos, y su padre, que era escultor. “Mi abuelo me llevaba a los sitios de construcción de sus proyectos. Fui entrenada desde muy joven para ver el mundo de una manera estructural, espacial y tridimensional”, afirma.

De su padre aprendió a tener en cuenta cada ángulo, forma y botransformar las observaciones en diseños. De hecho, cuando era joven, aspiraba a ser arquitecto como su abuelo. Fue su madre quien la impulsó a enfocar su talento creativo en algo que la hiciera sentir más femenina.Al inicio era muy joven, tenía muchas ideas, pero al principio no era madura en términos de artesanía. En el camino, un gran creador debe tener un nivel sustancial de experiencia de vida”, afirma la diseñadora.

El aleteo de la mariposa

Sus piezas a menudo combinan influencias orientales con técnicas de fabricación de joyas occidentales del Viejo Mundo. Ha adoptado una técnica artesanal del siglo XVIII conocida como la cire perdue (fundición a la cera perdida), que se realiza a mano y produce joyas como esculturas. Esta técnica requiere mucho tiempo: algunas de sus piezas pueden tardar hasta tres años en completarse. Como resultado, no produce más de 36 joyas al año.

Cuando Cindy hizo su primer broche de mariposa, no tenía idea de que se convertiría en su motivo característico. Recientemente, el Musée des Arts Décoratifs (MAD) de París eligió el broche “Mariposa Rubí” para su colección permanente y la incorporó formalmente al museo en una ceremonia el pasado mes de enero. Pero para Chao, ese primer broche de mariposa tiene un significado mayor: salvó su negocio. Cuando lo creó, pensó que podría ser la última joya que haría. En cambio, lo vendió por 86 mil dólares, y hoy descansa en la vitrina del MAD junto a piezas de Cartier, Boucheron, Van Cleef & Arpels y otras joyerías patrimoniales.

Sus broches de mariposas han evolucionado desde pequeñas obras de arte de dos alas hasta inmensas representaciones del insecto volador con cuatro alas en capas con joyas. Sin duda, son una declaración estética de su firma. El titanio y el aluminio son los metales favoritos de Chao, porque son ligeros y duros y se pueden producir en muchos colores mediante el anodizado. Entre las gemas, le gustan las esmeraldas.

El poder esmeralda

Como sus piezas, las exhibiciones son igualmente teatrales, las esculturas en forma de rama, inspiradas en uno de los motivos clásicos de Chao, llevan a los espectadores a un viaje fantástico de gemas inefable. Una de las más memorables es el “Broche Green Plumule”, la obra maestra está sostenida en una enorme esmeralda colombiana en forma de pera de 30.06 quilates, delicadamente montada sobre un esqueleto delgado de titanio junto con otras 486 esmeraldas de talla elegante. En sus propias palabras, la define como: la pluma enjoyada más cara del mundo.

Después de 15 años, la diseñadora se encuentra en una posición envidiable como artista de joyería. La mayoría de sus piezas se venden antes de que las fabrique. Aproximadamente el 60% de sus clientes son de Asia; el 40% restante son clientes internacionales, repartidos por Oriente Medio, Europa y Rusia. El futuro, en su visión, es brillante y vale la pena anticiparlo. Chao está llevando su marca a nuevas alturas, con planes para abrir salas de exhibición privadas en Londres y más tarde, en Singapur. Sus mariposas anuales están reservadas hasta 2024. Incluso con su agenda cada vez más ocupada, Chao se mantiene dedicada a un proyecto personal: publicar un libro que documente los templos que su diseñó su abuelo.

Coordenadas:

www.cindychao.com

@Cindychao_theartjewel

ESCRIBE UN COMENTARIO