Hilda Aguilar, folklore mexicano en joyas de expresión viva

La propuesta de esta artista mexicana está constituida por piezas hechas 100% a mano en metales, minerales y arcilla con detalles únicos, románticos y personales

Crear joyas particulares, mantener viva la tradición de su tierra y plasmar todo ese folklore en piezas vanguardistas, es la labor de Hilda Aguilar, orfebre mexicana, quien desde el estado de Puebla comparte su visión sobre la joyería y la realización de accesorios femeninos.

«Como heredera de mi tradición, es con pasión y con amor que concibo mis joyas para ser una expresión viva y vanguardista del arte y el folklore mexicano», dice la artista quien fundó su primera marca en 2008.

Proceso de creación artesanal

Hilda Aguilar comenta que la magia de sus joyas y piezas va naciendo en cada uno de los procesos artesanales involucrados en su creación. «Esta magia utiliza nuestra manos y nuestros corazones para generar accesorios. Mis piezas son hechas a mano, una por una, es por eso que cada una cuenta con detalles únicos». El proceso creativo para llevarlas a cabo lo define en tres palabras: tiempo, esfuerzo y dedicación.

El desarrollo de cada pieza es exactamente igual de acuerdo con su explicación y habla sobre la pasión que también le imprime a estos accesorios. Así ha sido desde inicio. Ya como una marca más consolidada, Aguilar ha presentado varias colecciones extraordinarias como Remolino-la más reciente-, Alas de Ángel, Filigrana y Mis Perlas.

Joyas de las colecciones Remolino-la más reciente y Alas de Ángel

La joven poblana confiesa que cada una de las piezas cuenta con su propia interpretación y tiene el sello distintivo de las técnicas que usa. También dice asegurarse de la calidad de los materiales con los que trabaja y del valor del tiempo para realizar sus joyas. «La selección exacta de los elementos que ocupo para cada accesorio es valioso, y una pieza puede tomarme hasta 17 horas».

Detalles sobre Hilda Aguilar

La mercadotecnia y los negocios internacionales son parte de su hoja de vida profesional. Estudiar en París con el objetivo de atraer al turista francés fue parte de su camino mucho antes de adentrarse en el mundo de las joyas. Luego creo VIKI ROSA, su primera línea de accesorios y abrió las puertas de la boutique que llevó el mismo nombre.

Entre 2010 y 2013 siguió su andar mostrando sus piezas y colocándolas sobre famosas como la mexicana Aracaly Arámbula y la actriz venezolana Marjorie de Sousa. La joven poblana ha participado en eventos estatales relacionados con la creación de joyas, como el concurso estatal de Ámbar en San Cristóbal de las Casas, en el estado de Chiapas.

A lo largo de su carrera Aguilar ha mostrado sus creaciones en ferias internacionales y en plataformas en su país de origen. De igual forma, sus piezas de joyería artesanal han sido parte de los looks editoriales de varias revistas como Hola MX e Instyle.

Incluso Amazon la ha reconocido como una de las orfebres fundadoras de Amazon handmade México y su marca ha sido selecciona como uno de los principales emprendimientos de Puebla.

Hoy día sus piezas pueden encontrarse en su boutique, ubicada en el Hotel Cartesiano, en la zona de los sapos, un lugar idóneo donde el nativo y el turista tienen la oportunidad de conocer más del mundo artesanal de la mano de Hilda Aguilar. Además de trabajar en su marca día con día, impulsa el arte y a los artistas poblanos y apoya otras causas relacionadas con su región.

Conoce más de la propuesta de Hilda Aguilar en su cuenta de Instagram @hildaaguilarjoyas.

COMMENTS
  • guillermo castelan

    REPLY

    Las piezas estan hermosas, el trabajo con talavera es muy representativo de Puebla. felicidades Hilda Aguilar

    agosto 24, 2020
ESCRIBE UN COMENTARIO