Cinco whiskys que son la joya de la corona para bodegas exclusivas

Estas botellas son las más codiciadas por los coleccionistas ¿Quién necesita un trago para amenizar la velada?

Por Elia Vanessa Moreno

¿Qué hace que un licor sea inolvidable? Puede que sea su textura, su sabor, o la historia que hay detrás de cada una de esas obras de arte que vienen envasadas en una botella. El escritor estadounidense Raymond Chandler decía: “No hay un buen whisky. Lo único que hay son whiskys que no son tan buenos como los otros”.

El whisky se destila desde hace siglos. Para los escoceses, ellos son los artífices de tan famosa bebida (los irlandeses no están muy de acuerdo ya que, según ellos, “el agua de vida” nació en sus tierras). Pero, ¿cuál de todas estas botellas es la más lujosa del mundo? Vamos a dar un paseo por cinco que se han convertido en el sueño de todo coleccionista.

Macallan 1946

Empezamos con una apuesta fuerte. Este whisky es conocido como el “Rolls Royce de los whiskys”. La destilería utilizó barricas de robles –que previamente contenían jerez- para madurarlo por 52 años y utilizó para su elaboración turba (un combustible ligero) en lugar de carbón debido a los estragos de la Segunda Guerra Mundial, lo que le da un sabor suave y delicado. La destilería The Macallan M Imperial ostenta récords mundiales de altos costos de venta en subasta.

Dalmore Trinitas 64

Este licor se convirtió en el primer en romper la barrera de las seis cifras. Se le denomina “Trinitas” porque solo se han producido tres botellas. Contiene una de las reservas más raras y antiguas de whisky de todo el mundo, algunas de las cuales se han madurado durante más de 140 años. Esto la convierte en una de las bebidas de este tipo más longevas que existen en el planeta.

Diamond Jubilee

¿Cómo se celebra a la Reina Isabel cuando cumple 60 años de haber ascendido al trono? Creando un whisky en su nombre, por supuesto. Johnnie Walker creó para la ocasión un licor raro y memorable elaborado con una gran variedad de granos de malta, todos destilados en 1952, el año del ascenso al trono de Isabel. Fue mezclado en dos barricas hechas con roble del Estado Real de Sandringham y permanecieron en la destilería Real de Lochnagar junto a la residencia de Su Majestad la Reina en el Castillo Balmoral.

W&J Mutter´s Bowmore

La magia de este whiskey es que su botella ha pasado de generación en generación. En 1850, Willaim Mutter dejó la destilería en manos de la siguiente generación de su familia. Esta es la única botella que sigue existiendo hoy en día, y muchos querrían que estuviera en su bodega. Bowmore es una destilería escocesa fundada en 1779. Su botella más exclusiva cuesta 53.000 euros.

Glevanon Special Liquor

Este bien podría ser la más antigua de todas las botellas de esta lista, ya que la destilería Glevanon dejó de producir whisky en 1850. La propietaria de este licor era una mujer de Irlanda del norte, y la botella pasó de generación en generación en su familia. La destilería Glenavon, pertenece ahora a Chivas Brothers.

ESCRIBE UN COMENTARIO